St Martin-in-the-fields

St Martin-in-the-fields

Lugar ocupado desde el siglo XIII por un templo, es la tumba de muchos londinenses de renombre como Nell Gwynne, la amante del Principe Carlos II y los pintores William Hogarth y Joshua Reynolds. La iglesia que vemos hoy fue obra de James Gibbs y fue acabada en 1726. Su modelo arquitectónico se exporto a los Estado Unidos de América donde sirvió de molde para muchas iglesias coloniales. En su interior, como pecualiridad tiene un Palco Real a la altura de la galería y a la izquierda del altar.

Desde 1914 a 1927 la cripta estuvo abierta a los mendigos y sirvió de refugio para los bombardeos de la II guerra mundial. Hoy mantiene la tradicional caridad y da comida a los indigentes. Dispone también de un café y de una librería religiosa, así como el London Brass Rubbing Center, donde el turista interesado puede hacer grabados. Su patio es usado para un mercadillo de artesanía y en ocasiones eventos.