Palacio de Buckingham

Palacio de Buckingham

En Westminster se acumula lo más visitado de Londres y de la Gran Bretaña. Entre estos elementos de culto esta el Palacio de Buckingham, que hoy es la imagen viva de la Corona Británica.

El edificio en sí no es la mayor maravilla arquitectónica, pero tiene un simbolismo dificilmente comparable con otros monumentos. Está habitado desde que la Reina Victoria (1819-1901) se mudó a él y su reparación, ideada por el arquitecto Nash y encargada por Jorge IV, fue costosa y incompleta. La terminó el arquitecto Edward Blore añadiendo la fachada oriental.

Tiene elementos relativamente recientes como la fachada de piedra de Portland que se hizo en 1913. Por tanto es una residencia no muy antigua pero que ha cobrado una importancia enorme en el siglo XX.

Su interior fue reparado tras los importantes daños del Blitz o bombardeo nazi. Contiene 19 estancias, 52 habitaciones para la familia real e invitados, 188 habitaciones para la servidumbre, 92 oficinas y 78 cuartos de baño, lo cual no es exagerado si tenemos en cuenta que a diario trabajan en el palacio 450 invitados que atienden a los más de 40.000 invitados que cada año acuden a sus eventos.

Las estancias se usan para las ceremonias y recepciones. Existe un estandarte real que ondea cuando la Reina está en el Palacio. El Palacio era imposible de visitar pero un grave incendio en 1992 en el Castillo de Windsor creo que la necesidad de generar dinero, y como solución hoy se puede visitar desde Agosto hasta principios de Octubre previo pago. En el ala oeste es donde se encuentran las piezas de autentico lujo y buen gusto.

Palacio de Buckingham

La visita se inicia en la entrada de Ambassator's Court donde hay una colección de retratos de antiguos monarcas. Luego vemos el Grand Hall, la escalera Grand Staitcase y la sala de Guardia, Guard Room, alojamiento de la guardia de la Reina. Destaca la decoración interior, que debemos a Nash. El Salón del Trono es la viva imagen de la opulencia real, de tono barroco. La Picture Gallery es una pinacoteca en toda regla. s la colección privada de Carlos I que se ha ido ampliando. La Queen's Gallery ofrece más arte.

El State Dining Room hará una idea de cómo son las comidas reales, con un techo fabuloso de Blore.

Por supuesto lo más conocido, quizá, del palacio es el relevo de la guardia que culmina frente al palacio. La banda desfila desde St James Palace - The Mall hasta el propio Palaico. En el patio hacen una entrega ceremonial de las llaves del Palacio.

Dirección: Buckingham Palace Road, SW1.